Prueba Gratis

Edelweiss Blog

Conoce tus debilidades.

A estas alturas de la película, todo el mundo sabe que el CrossFit es sinónimo de superación, lucha, constancia, esfuerzo... y esto quiere decir, queridos amigos, que el rival más duro, y el que nos va a poner las cosas realmente difíciles, somos nosotros mismos. Todos hemos experimentado esa sensación tan y tan desagradable en la que, de repente, empiezan a surgir pensamientos, voces en tu interior que dicen: "¿Quién me mandaría a mí a venir a entrenar sabiendo que hoy tocaban thrusters?", "¡Bájate ya de la Assault Bike, ya no puedes más!", "¡No vas a llegar en tu vida a los Games! ¿Para que sufrir tanto?”. 

Pero hay una situación, que para mi es mucho peor, a la que la gran mayoría nos hemos tenido que enfrentar en algún momento de nuestra carrera deportiva y que puede llegar a convertirse en una verdadera pesadilla. Estoy hablando de ese momento (el cual nadie cree que le vaya a llegar, y que además siempre llega por sorpresa) en el que te lesionas.

Posiblemente, sea el momento, en el que la lucha interna, sea más difícil, en esta situación te vas a enfrentar a la peor versión de ti mismo, puesto que solamente tu notas el dolor, y por tanto ves las cosas mucho mas negras de las que el resto lo ven. Es muy fácil animar a un compañero y decirle: "no te preocupes, yo estuve 6 meses con tendinitis en el rotuliano, pero al final se me curó". Este tipo de frases que los compañeros nos dicen para intentar ayudar, con todo el amor del mundo, pero de las que solamente has podido rescatar: "6 meses". "What??? ¿Qué dice este loco? Si yo esperaba ir uno o dos días máximo al fisio y el lunes entrenar como si nada..." Entonces llega el lunes, y sientes dolor, y llega el siguiente lunes, y el otro, y el otro, y la mejora es mínima. 

Llegados a este punto, en nuestra mente vuelven a aparecer frases, pero esta vez dicen cosas mucho peores, ya no te debates entre hacer una “rep” más o pararte a respirar, no. Ahora las frases son tales como: "¿Algún día me recuperaré de la lesión? ¿Tendré que dejar de hacer lo que tanto me apasiona? ¿Renuncio a competir/entrenar a este nivel y me dedico a otra cosa?¨

Es una situación muy complicada, puesto que no te has enfrentado muchas veces, y si lo has hecho ha sido con una lesión menor. Nadie nos ha enseñado a gestionar este tipo de adversidades y fácilmente podemos desanimarnos y tirar la toalla, pero esta batalla, por muy dura que sea, también se puede ganar. 

Es muy importante saber interpretar las molestias y dolores del cuerpo, y sobretodo, saber diferenciar entre ambas. Muchas veces sufrimos molestias que prácticamente podríamos llamar agujetas, y no por eso deberíamos asustarnos e ir corriendo a visitar al físio, pero otras veces sufrimos molestias que empiezan a ser bastante dolorosas y que pueden derivar en una lesión.

Si aprendes a escuchar a tu cuerpo, podrás anticiparte y hacer que una lesión menor, no se convierta en un problema mayor, y la mejor manera de anticiparse, es acudir a tu físio. Habréis visto que uno de los slogans de CrossFit es: "Forging elite fitness". Este slogan no significa únicamente que vamos a darlo todo como espartanos, como la "elite", sino que también debemos cuidarnos y mimarnos como si fuéramos atletas profesionales, o por lo menos, intentarlo.

El físio es quien mejor va a saber como tratar tu lesión y acortará los plazos de recuperación, pero no sólo eso, sino que te dará pautas para prevenirla en un futuro y sabrá decirte si tienes problemas de movilidad, si tienes descompensaciones musculares o si directamente tu lesión es mucho peor de lo que esperabas y has de ir a visitar a un traumatólogo (a poder ser deportivo). Y este punto, es para mí, el realmente importante en cuanto a lesiones. Si es importante escuchar a tu cuerpo, es mucho más importante conocer tu cuerpo, cuáles son tus debilidades, dónde suelo tener molestias y sobretodo, porqué.

El CrossFit, es un deporte muy completo y exigente. Nos va a enseñar nuestras virtudes, pero sobretodo, nos va a enseñar nuestra debilidades.

La halterofilia y la gimnasia deportiva, dos de las grandes disciplinas a las que nos enfrentaremos si hacemos CrossFit, requieren de una salud articular brutal y por desgracia, eso es algo que muy pocos privilegiados tienen. Hay un porcentaje muy elevado de gente que no sabe si tiene una buena salud articular, puesto que hasta ahora solamente habían practicado deportes que no les demandaban tanto rango de movimiento, y hay gente que cuando descubre esas limitaciones, las pasan por alto y se centran en acabar los wods antes que el compañero y mover más quilos que los demás. Esto nos va a llevar a lesionarnos casi con total seguridad. Así que si perteneces a ese grupo de población al que la genética le ha regalado unas articulaciones de madera o a pesar de tener buena movilidad te has lesionado, cálmate, respira profundamente, piensa que tu lesión la ha sufrido mucha gente antes y que hay maneras de vencerla. ¡No está todo perdido!

A partir de este momento, tendrás que sumar a tu rutina de entrenamiento, otro tipo de trabajo. El trabajo “sucio”, el que no se ve. Desde ahora, con ayuda de tu coach o de tu físio, tendrás que mejorar tus debilidades articulares, siguiendo unas rutinas que pueden parecer pesadas, aburridas e incluso inútiles. Y es aquí dónde reside la dificultad de la que hablábamos antes, pero hacedme caso, lograrán dejar atrás tu lesión de una vez por todas, y evitarán que vuelva a salir en un futuro, fortaleciendo tus articulaciones y mejorando, en definitiva, tu salud. Así que no lo dudes, si comienzas a ver que estas limitado con la movilidad, habla lo antes posible con tus coachs, ellos sabrán guiarte.

La movilidad, es para mí, uno de los pilares básicos del CrossFit, de cualquier deportista y de cualquier persona que quiera mejorar su salud, dale toda la importancia que se merece, ahorrarás muchas horas de frustración y verás una mejora considerable en tu rendimiento físico.

Leer más ...

Rompiendo Estereotipos

“El crossfit es de chicos”, “se te va a poner un cuerpo muy masculino”, “ten cuidado y no vayas a obsesionarte”,“no hace falta que cojas más kilos”.. son algunos de los comentarios que una chica tiene que estar dispuesta a escuchar cuando empieza a practicar CrossFit. Quizá yo era la primera que lo pensaba cuando acompañaba a mi pareja al box, lo veía salir sudando, exhausto, con esa sonrisa en la cara que ahora yo me reconozco. Opinamos sin saber, sin entender que en realidad el CrossFit a parte de cambiarte el cuerpo, te llega a cambiar la vida. Pasé del sedentarismo puro a 1 o 2 clases a la semana. Tardé algunos meses en entender toda la nomenclatura: pull ups, snatch, clean, kettellbel, wallball, deadlift, hang squat, handstand push up, etc. y en interiorizar movimientos básicos, pero al poco tuve que ampliar las horas semanales porque “quería más”. No hay secreto. Para que salgan las cosas hay que practicarlas y sudarlas y sufrirlas, y la única manera es entrenando. Me lo pide el cuerpo, 4 ó 5 wods a la semana. Llegas al lunes con todas las ganas de comerte el mundo, de mejorar sólo un poquito en algo. De repente un día se te ocurre ponerte más peso en la barra y terminas en el time cap, te sale el doble salto, llegas a las calorías de assault bike que marca el wod o primeros pull ups sin goma. ¡Entonces estás perdido! Te has enganchado sin remedio y cada día, cuando el coach para el crono, terminas con una sonrisa en la cara; chocando la mano al compañero que también sonríe, porque al igual que tú, hoy ha conseguido algo que hace unos meses creía imposible. Eso es CrossFit para mí. Lo demás viene solo: voy a comer mejor, madrugo para hacer el wod antes de ir a trabajar, no salgo que mañana quiero entrenar, voy a salir a correr que hoy está cerrado el box, he ganado masa muscular, a ver si se me hacen ya los callos en las manos, voy a hacer halterofília porque hay que tener buena técnica.., etc. 

Así que todo ésto significa Crossfit para mí y, si al igual que yo, cada día estás más motivado; aprovéchalo. Y ponte 1 kilo más, ves a entrenar aunque tengas agujetas, prueba a correr más rápido, haz una rep más.

Leer más ...

Puedo afirmar que gracias al Crossfit soy una persona más feliz

Hola Evelin cuéntanos un poco de qué disciplina deportiva vienes( si vienes de alguna) y cómo fueron tus primeros contactos con mundo del CrossFit.

Soy de la generación del 74 y ex nadadora del Club Natació Sabadell. La natación como disciplina deportiva y personal, en especial para todos aquellos que fuimos discípulos de Paulus Wildeboer, me ha servido como una educación para la vida en general. Esta es una conclusión a la que llegamos y compartimos muchos ex compañeros de piscina…

Leer más ...

La recuperación del Deportista

Artículo 1. La recuperación del deportista.

¿Sabes que se entiende por recuperación tras un ejercicio?

 La recuperación es el estado funcional del deportista una vez terminada la sesión de entrenamiento o competición, donde se restablecen las reservas energéticas y todas las sustancias que intervinieron durante la ejercicio físico (proteínas musculares, intercambio iónico…).

Leer más ...

NUTRICIÓN Y CROSSFIT, ¿CUIDAS TU MÁQUINA?

"Good food choices will not a make a mediocre athlete into a champion, but poor food choices may prevent the potential champion from realizing his or her potential“

Ron Maughan

NUTRICIÓN Y CROSSFIT, ¿CUIDAS TU MÁQUINA?

Llegas al box, te cambias y te pones tus nuevas nano. Llevas las calleras para no dejarte las manos en el rack, tu cuerda último modelo para volar en los doublé unders ¡estás preparado para entrenar! Empieza el WOD... y pinchas a medio AMRAP ¿¡¿¡pero qué te pasa?!! Haz memoria: hoy has tenido un día súper estresante en la oficina, sin tiempo para comer; has picoteado lo primero que has pillado delante de la pantalla del ordenador (porque anoche no tenías ganas de prepararte la fiambrera). Para más inri sales tarde, suerte que llevabas la mochila en el maletero, pero arrrrgggh!! El estómago ruge y no llevas nada para comer!! Paras en la gasolinera de camino al box y te compras unos palitos de pan. Déjame explicarte lo que te pasa, ¡te falta gasolina!! Es algo que veo a diario cuando trato con atletas de CrossFit, de todos los niveles. Nos preocupamos mucho de ir bien equipados, pero ¿qué hay de lo esencial? ¿Estás comiendo para rendir?

Leer más ...

REFLEXIONES

Cualquier persona que quiera sentarse y decir que las lesiones son una de las razones por la cual nunca va a tocar una barra, o saltar una caja, o para no hacer deporte en general ,es una la lógica que nunca voy a entender ni que tampoco voy a perder el tiempo tratando de comprender.Si tu estás buscando un programa que es 100% seguro, tengo uno para ti.

Leer más ...

Es importante la colaboración entre Entrenador-Fisioterapeuta

Por definiciónCrossfit se trata de realizar movimientos funcionales, constantemente variados ejecutados a alta intensidad. Durante los entrenamientos repetimos una serie de movimientos en forma de series o repeticiones, ya sea con nuestro propio peso corporal o de otro elemento( Barra, medball, Kettelbell...). Hemos de ser conscientes que sin saberlo podemos estar realizando un ejercicio “aparentemente correcto”, que en un futuro puede derivar a dolencias que en el momento de la actividad fueron ignoradas.

Leer más ...

Tanto si eres crossfitero/a como si te quieres iniciar,
te invitamos a un auténtico Box de CrossFit

CrossFit Edelweiss

C/ Raimón Caselles num. 1-3
08205 Sabadell (Barcelona)
Telf. 931 70 43 02 / 640 16 88 27

CrossFit Journal: The Performance-Based Lifestyle Resource

 

Siguenos en